• La hipertensión es el factor de riesgo número uno de muerte, responsable de más de 10 millones de muertes al año en todo el mundo. 1
  • Después de solo 6 meses, más de 1/3 y después de 1 año, aproximadamente la mitad de las personas con hipertensión han interrumpido su tratamiento inicial. 2
  • Más del 50% de las personas con hipertensión también tienen colesterol alto2 y el 46% de las personas con colesterol alto no se adhieren a su tratamiento 3
  • Esta falta de adherencia tiene consecuencias muy perjudiciales para las personas con hipertensión, ya que aumentan en 1/3 su riesgo de sufrir un evento cardiovascular, como un infarto o un derrame cerebral. 4

París, Francia, el 3 de septiembre de 2021 – Servier, en colaboración con la Sociedad Internacional de Hipertensión (ISH), lanza una nueva edición de la campaña “PorquelodigoYo” centrada en la adherencia al tratamiento de la hipertensión. Este año la campaña también se centrará en el colesterol porque las causas de la no adherencia son las mismas y ambos tratamientos suelen ser tomados por las mismas personas de la misma forma.

En el Perú, en el 2019, el 14.1% de personas de 15 años a más presentó presión arterial alta, según medición de la ENDES. Además, la hipertensión es el principal factor de riesgo de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular. Otras complicaciones incluyen insuficiencia cardíaca, enfermedad vascular periférica, daño renal, demencia, hemorragia retiniana y discapacidad visual


Con aproximadamente 1.200 millones de pacientes en el mundo1, la hipertensión es el factor de riesgo número uno de muerte1. Más de 1/3 de las personas tratadas por hipertensión interrumpen su tratamiento después de solo 6 meses.2 El 50% de las personas con hipertensión interrumpen el tratamiento por completo después de 1 año.2 La falta de adherencia al tratamiento antihipertensivo aumenta en 1/3 el riesgo de un evento cardiovascular.



La hipertensión se conoce como el “asesino silencioso” porque, por lo general, no presenta síntomas y, sin embargo, puede provocar enfermedades cardiovasculares graves y es el mayor contribuyente a las muertes en todo el mundo. Una simple prueba de presión arterial es la única forma de saber si alguien ha elevado la presión arterial.

La “adherencia al tratamiento” se puede definir como la capacidad del paciente para seguir de manera completa y precisa los consejos y las instrucciones de un médico. Si bien la adherencia al tratamiento juega un papel clave en el tratamiento de todo tipo de enfermedad, a menudo se pasa por alto su importancia.

La mayoría de las personas tratadas por hipertensión interrumpen el tratamiento o se olvidan de tomarlo todos los días a los pocos meses de comenzar el tratamiento. Hay muchos factores explicativos que influyen en la participación del paciente en el tratamiento. Entre los factores explicativos que generan una falta de adherencia al tratamiento, algunos de los principales factores son las características intrínsecas de los tratamientos farmacológicos (eficacia, tolerabilidad o sencillez de administración), sobre todo porque los pacientes suelen estar recibiendo varios tratamientos farmacológicos. Otro factor explicativo es la incapacidad del médico para explicar, de manera clara, el fundamento y la importancia de la terapia prescrita, con el fin de establecer una alianza terapéutica e involucrar al paciente. Los médicos deben desarrollar y explicar un plan de tratamiento adecuado para cada paciente. A partir de entonces, si se requiere medicación, es necesario que los pacientes se adhieran al plan.

La falta de adherencia conduce a la falta de normalización de la presión arterial y tiene consecuencias muy importantes y graves, incluido un mayor riesgo de desarrollar eventos cardiovasculares como un ataque cardíaco o un derrame cerebral, con implicaciones económicas adversas para las autoridades sanitarias, ya que estas personas requerirán hospitalización adicional y tratamiento.2

Lo que es cierto para la hipertensión también es cierto para el colesterol alto, que a menudo es una comorbilidad de las personas que viven con hipertensión.


Un tercio de las cardiopatías isquémicas se atribuye al colesterol alto. En general, se estima que el colesterol elevado causa 2.6 millones de muertes (4.5% del total)1. Más del 50% de las personas con hipertensión también tienen colesterol alto2 El 54% de las personas con colesterol alto no se adhiere a su tratamiento 4



Para algunas personas, los cambios en el estilo de vida no son suficientes para controlar los niveles de colesterol y, por esta razón, también pueden ser necesarios medicamentos para reducir el colesterol. Además, es más probable que las personas con comorbilidades requieran una terapia combinada.4

Durante la pandemia de Covid-19, se ha visto cada vez más que las personas que padecen enfermedades crónicas, como la hipertensión y también la dislipidemia, suspenden sus tratamientos. En Europa, por ejemplo, casi el 10% de estas personas interrumpieron su tratamiento durante los meses en que la pandemia alcanzó su punto más alto


Una primera edición de esta campaña de adhesión se implementó el 20 de septiembre en todo el mundo. El concepto de “PorqueIsayso” se adaptó a la crisis de salud y se llegó a 27 millones de personas con las publicaciones y mensajes globales en diferentes redes sociales (Facebook, LinkedIn y Twitter) y una tasa de interacción increíblemente alta (cerca del 20% confirmando el interés del público por este tema.




Lanzada en más de 40 países, “PorquelodigoYo” es una campaña de información mundial para informar a las personas sobre la adherencia a la hipertensión para que sigan los consejos de su médico, no suspendan su tratamiento prematuramente y lo tomen todos los días.

Esta nueva campaña hace un flashback de las campañas anteriores y muestra cómo 20 años después, los miembros de la familia pueden disfrutar de un tiempo precioso juntos porque el abuelo o el padre escucharon a sus nietos e hijos y recibieron su tratamiento crónico con regularidad.

“Servier lleva 50 años comprometido con la lucha contra la hipertensión y sabemos que aún queda mucho por hacer para mejorar el control de la presión arterial, ya que un número cada vez mayor de personas padece hipertensión y sus consecuencias”, dijo David Pédelabat-Lartigau, en a cargo de la cartera de Hipertensión en Servier. “Después del verdadero éxito de la campaña en las redes sociales en 2020, que llegó a 27 millones de personas en un mes, decidimos repetirla en 2021, ya que la baja adherencia al tratamiento sigue siendo una gran necesidad insatisfecha para las personas que tienen hipertensión, pero también colesterol alto. El público sobre las graves consecuencias de la falta de adherencia es crucial, ya que un tratamiento que no se toma correctamente significa que el paciente no está completamente protegido, y es particularmente importante en este momento, ya que hemos visto a más personas interrumpir su tratamiento crónico durante la pandemia mundial. “

La primera campaña “PorquelodigoYo” se lanzó en 2018, con el objetivo de aumentar la conciencia y el diagnóstico de hipertensión. Durante la segunda edición de 2019, la campaña alcanzó a más de 150 millones de personas en 70 países, lo que demuestra la importancia de las campañas de concienciación pública para abordar los problemas de salud.

“En Servier nos comprometemos a trabajar con los pacientes y los profesionales sanitarios para mejorar la adherencia. Es clave para generar una mejor atención: mejor efectividad terapéutica, mejores resultados y menos complicaciones. Esta campaña alineada con la ISH es nuevamente un muy buen ejemplo de nuestro compromiso a largo plazo “, dijo Bertrand Renaud, Director de Pacientes del Grupo Servier.

Todos los tratamientos antihipertensivos deben tomarse todos los días. Hacerlo y seguir el plan de tratamiento del médico es la mejor manera de garantizar que el tratamiento controlará eficazmente la presión arterial a largo plazo y protegerá a las personas contra el riesgo de eventos cardiovasculares.

Más información en www.becauseisayso.net






1 Source: World Health Organization (WHO).  2  Chowdhury R et al. Eur Heart J. 2013;34(38):2940-2948. 3. Cowie MR. simultaneous treatment of hypertension and dyslipidemia may help to reduce overall cardiovascular risk. Int J Clin Pract. 2005, 59:839-846. . 4 Bohm M et al. Am Heart J. 2013;166:306-314.e7.
REF: PER-W-VAS-2020-2021-09-002